Ventas de aire acondicionado Record Histórico

Las ventas de aire acondicionado alcanzan un record histórico.

Debido a las altas temperaturas que han fustigado a España durante los meses de julio y agosto hemos alcanzado máximos históricos teniéndonos que remontar casi 40 años para encontrar datos similares. Este incremento de temperaturas ha relanzado las ventas de equipos de aire acondicionado incrementando enormemente sus cifras. Según las grandes compañías distribuidoras solo en julio se vendió un 80% por ciento más que en el mismo periodo del año pasado, muchos distribuidores se vieron obligados a colgar el cartel de “Agotado” en muchos puntos de España. Las ventas de aire acondicionado no son las únicas beneficiadas de esta ola de calor tan brutal, las compañías eléctricas del país también reflejan un aumento del consumo durante estos meses, cuyos datos indican que no se había consumido tanta energía desde 2011.
Las grandes marcas de aire acondicionado han dado buena cuenta de este periodo en el cual se estima que han triplicado sus ventas sobre el mismo periodo del años pasado y llegando a niveles de 2012.
Lo más curioso de este año es que gran parte de las ventas realizadas han sido en la parte norte de la Península  Ibérica, donde normalmente el clima es mucho más frio debido a su situación geográfica y la venta de equipos de aire acondicionado es menos habitual que en el resto del país.
El incremento de ventas no ha sido la única consecuencia de la ola de calor, muchas páginas de reparacion de aire acondicionado han notado incremento de casi el 300% durante los meses de junio y julio en comparación con estos mismos meses durante el año pasado, sobre todo con búsquedas relacionadas con soluciones de aire acondicionado.
Un equipo de climatización no es sólo para el verano. La ventaja de adquirir un equipo de aire acondicionado en verano, no es únicamente refrescar el ambiente en los días más calurosos, si no también aprovechar el equipo en modo “Bomba de Calor” cuando llegan días de entretiempo después del verano, en los que las temperaturas descienden unos grados pero aún no es necesario poner la calefacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *